Brutal Family

Meshuggah – Koloss

Alberto Martin 29 marzo, 2012 No hay comentarios
Meshuggah
La verdad es que hasta ahora como habréis podido comprobar he hecho bastantes reviews en la web, pero nunca había pensado que algún día tendría que decir que “vaya una review difícil de hacer”. En efecto, y es que Meshuggah, con esos ritmos y esos riffs y esas baterías y toda la parafernalia que supone escuchar un disco de este gran grupo precursor del metal progresivo (y quizás también una de las bases de influencia de los grupos djenteros). De hecho, os puedo asegurar que si alguna vez queréis torturar a alguien a base de bien o queréis comprobar si de verdad a alguien le pueden sangrar los oídos, no tenéis más que ponerles a toda hostia volumen el Chaosphere de Meshuggah. Pero no estamos aquí para hablar de torturas musicales, sino para dar un repaso a lo que es ya el octavo álbum de la banda, sumándole también unos cuantos EP’s. El disco en cuestión lleva por título Koloss y tras el salto, podéis adentraros en este bucle de brutalidad imparable:

Y es que estos Meshuggah parecen haber encontrado su sonido inconfundible y también la forma de madurarlo con cada nuevo disco. Si os escuchasteis su anterior álbum, Obzen, notareis algunos cambios respecto a Koloss, sobre todo en la atmósfera que crea cada disco y en, quizás, la velocidad de cada corte. Koloss es, siguiendo el juego de palabras, un coloso de la brutalidad y la oscuridad más progresiva. Desde luego es algo difícil de digerir, sobre todo para aquel que no esté acostumbrado, pero a partir de las 3 escuchas, cada corte te parece mejor que el anterior. Digamos que necesita asentarse en el cerebro para poder asimilarlo como el complejo sistema de canciones entrelazadas que es. La gama de ritmos sincopados es enorme, los riffs fieles al estilo que ha construido Meshuggah a lo largo de sus discos, cierto parecido a su predecesor y guiños a su estilo más joven.

Empecemos de lleno la review con la portada. Creo que todos estaréis de acuerdo en que es una portada impresionante, muy del rollo de anteriores discos como el Chaosphre o el Catch 33, con un enorme ‘bicharraco’ en primer plano y seguramente, con mucha simbología (las 5 cabezas, la pirámide, la posición del ‘coloso’…). Según he leído, el dibujo en sí está en 3D (si alguien puede confirmarlo y decir cómo lo ha hecho mejor) y fue bautizado como ‘Gateman’, el autor es luminocaya.com y tardó más o menos 9 meses en terminarlo, casi nada.

El disco comienza con ‘I am Colossus‘, un tema lento y contundente (el cual lanzaron vía streaming como segundo single) y con un solo extraño, propio del estilo del grupo, una buena forma de empezar el disco, aunque quizás algo repentina. Sin embargo, no pasa nada, porque tras él llega ‘The Demon’s Is Surveillance‘, uno de mis temas preferidos del disco, vertiginoso, imparable y con ese solo de guitarra tan característico a la vez que simple (relativamente), un tema bestial sin ninguna duda. ‘Do Not Look Down‘ es el primer single lanzado por la banda para promocionar, aunque personalmente no lo encuentro como uno de los puntos más fuertes del álbum, sigue manteniendo el nivel de complejidad respecto al ritmo. Tras el single llega ‘Behind the Sun’, uno de los tres temas del álbum de 6 minutos de duración. El tema empieza muy lento (sí, más que los temas anteriores), con un ritmo profundo y mantiene esa atmósfera durante prácticamente toda la canción. Los dos últimos minutos del tema hacen un cambio de ritmo pequeño, siguiendo la línea de los riffs binarios de guitarra y ritmos lentos y tralleros de batería. ‘The Hurt That Find You First‘ es otro de los temas rápidos del álbum. Tiene algo de melodía contrastando con sus anteriores temas y un par de riffs extraños. Un tema que rebosa brutalidad sin salirse del estilo del álbum, con mucha contundencia en las guitarras y en la voz sobre todo.

Marrow‘ es otro de los puntos fuertes del álbum, ya que combina los ritmos lentos y rápidos, además de esos ritmos sincopados que tanto me gustan. Bestialidad en cada verso y unos solos técnicos hacen que este tema sea uno de los temas que mejor representa el disco. Le sigue otro tema de casi 7 minutazos, ‘Break those Bones Whose Sinews Gave It Emotion‘ (hasta el nombre es largo). Aun así, el tema no muestra nada nuevo, ritmo lento y atmósfera oscura, tal y como han sonado los anteriores temas. ‘Swarm’ es el octavo corte de este Koloss, ya en la recta final del álbum. Este tema también me ha gustado mucho, tiene un ritmo que, aunque sigue sin salirse de lo general, tiene algo que me llama la atención y me parece brutal, quizás esa mezcla con el resto de instrumentos y la crudeza y contundencia de los riffs. Destacable también el solo de guitarra, que recuerda a un sonido muy ‘digital’, aunque algo corto. Enorme el final del tema, muy caótico y muy oscurito. ‘Demiurge‘ es un temazo. También dura 6 minutos y pico, pero sin duda es el mejor de sus 2 hermanos anteriores. Pegadizo el riff principal, con la misma contundencia que el resto del álbum, complejo en general y desgarrador. Para terminar, nos encontramos con ‘The Last Vigil‘ el tema melódico del álbum. Lento, en limpio y a modo de outro, nos cierra un álbum enorme y rebosante de brutalidad. Muy fiel al estilo Meshuggah. Quizás el punto flojo es la monotonía de los temas, al ser prácticamente todos de ritmo binario, pero como el que esté acostumbrado a escuchar esta gran banda ya estará acomodado a este tipo de temas, pues no se les puede reprochar nada. No resulta tan extraño como lo fue Obzen, pero sin duda es un discazo.

Muy recomendable para todos aquellos amantes del género progresivo y su rama más extraña a la par que agresiva y a los fans, podéis respirar tranquilos, porque no es ninguna decepción, aunque por suerte, Meshuggah es una banda muy fiel a su estilo y su sonido.

http://youtu.be/2EI4PkCEcSI

[8,5/10]

About The Author

Generación del 93. Soy del sur de Andalucía, de Jerez. Vocalista del grupo Black Agony (deathcore) y más recientemente también de Ultimate Breath (djent), amante del djent y el progresivo, adicto al squealing y al mosh. Mis grupos favoritos son Black Dahlia Murder, Periphery, TesseracT, Animals As Leaders y un largo etcétera que sube cada día. No le hago asco a ningún estilo de música, aunque estilos como el 'emocore' y el dubstep entre otros, no me hacen demasiada gracia. Como propósito me dispongo a ayudar en la difusión y promoción de grupos nacionales en todo lo que pueda, ya que se que hay bastante potencial desconocido ahí fuera.

Deja un comentario